Desesperación entre padres: hijos suelen ser más apegados a sus amigos que a ellos hoy día, ¿a qué se debe?

Desesperación entre padres: hijos suelen ser más apegados a sus amigos que a ellos hoy día, ¿a qué se debe?

6 octubre, 2019 0 Por BuraCamarin

Para nadie es un secreto que los niños de hoy en día prefieren pasar más tiempo con sus amigos que con sus padres; pero, ¿por qué?

Existen dos teorías válidas que intentan explicar la razón de este comportamiento en los hijos de los millennials.

La primera, indica que puede deberse a una tendencia social en particular; por ejemplo, cuando se deja a un niño de muy temprana edad con una niñera; la segunda, sugiere que es por influencia de la Era Digital.

Fuente: Le Creuset, Unsplash

Los centennials están más apegados a sus iguales que a su familia

Dependiendo de cuál sea el caso de la situación familiar, el niño puede adoptar cierto comportamiento que lo lleve a distanciarse un poco de sus padres.

Esto, sumado el tiempo que pasan en las pantallas, hace que los centennials prefieran satisfacer sus necesidades emocionales con un amigo.

Gracias a las redes sociales, los centennials pueden crear sentimientos de aislamiento, pero se intensifica la necesidad de mantener un «estado» positivo a los ojos de amigos y conocidos. Sin embargo, todo esto tiene una base, y esa es la teoría del apego.

Fuente: Brooke Cagle, Unsplash

¿Qué dice la teoría?

La teoría del apego indica que, durante los años formativos (primeros 3 a 6 años), los niños necesitan cuidadores (generalmente padres) atentos, confiables, estables, predecibles, emocionalmente disponibles y receptivos para convertirse en adolescentes y adultos sanos.

Si se logra esa situación, los teóricos afirman que adoptaremos un estilo de vida “ideal” en el futuro. Es decir, habrá balance entre los amigos, los elementos tecnológicos y las relaciones familiares; también desarrollaremos confianza e inteligencia emocional.

Fuente: NESA by Makers, Unsplash

El método de la madre suficientemente buena

A pesar del creciente desapego familiar a causa de la preferencia por las relaciones externas, existe un método que propone una solución para las madres que quieran conservar una buena conexión con sus hijos.

La respuesta está en ser una “madre suficientemente buena” (un término acuñado por el psicólogo británico D. W. Winnicott), respondiendo a las necesidades de sus bebés. El énfasis está en la constancia: se debe crear una base segura para el niño, en lugar de intentar resolver todos sus problemas.

En otras palabras, no tienen que enfocarse en ser madres “perfectas”, ya que la perfección no existe. Basta con ser lo suficientemente buenas para poder asegurar el bienestar básico de sus hijos; eso es todo.

Fuente: Giphy

  Leer más: 5 millennials que están cambiando el cine en Hollywood para siempre