¡Greta Thunberg no está sola! Estos son los jóvenes activistas que también dijeron «¡Ya no más!» y tomaron las calles del mundo por el planeta

¡Greta Thunberg no está sola! Estos son los jóvenes activistas que también dijeron «¡Ya no más!» y tomaron las calles del mundo por el planeta

9 octubre, 2019 0 Por BuraCamarin

El cambio climático ha sido tema de discusión entre jefes de estado desde hace mucho tiempo. Sin embargo, aún no se han tomado medidas que contrarresten de manera visible la contaminación del medio ambiente.

Fuente: @wordsbetweenlines / Unsplash

Es por esto que los jóvenes del mundo decidieron convertirse en activistas, diciendo “¡No más!”, para exigir a los gobiernos y grandes empresas que provean soluciones concretas; y las quieren ya.

Esta revolución juvenil mundial fue impulsada por la activista Greta Thunberg, a través de la creación del movimiento Fridays For Future (Viernes por el futuro). El propósito de esta iniciativa es reunir en protestas masivas por el cambio climático a los más jóvenes, puesto que es su futuro el que se verá más afectado por la crisis.

Greta Thunberg: influencia mundial

La polémica joven empezó su labor como activista organizando huelgas cada viernes frente al parlamento sueco. Estos actos que parecían inofensivos inspiraron a miles de niños, jóvenes y adultos en más de 200 países para unirse a la lucha medioambiental.

Y es que el reconocimiento mundial de esta chica ha sido tan grande que fue invitada a la Cumbre de Acción Climática convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas, la cual se llevó a cabo el pasado 23 de Septiembre en Nueva York.

Ese día la adolescente sacudió la apertura de la Cumbre al acusar a los líderes mundiales de omisión y traición frente al cambio climático. «Nos están fallando. Pero los jóvenes están empezando a entender su traición», advirtió Thunberg, de 16 años.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Greta Thunberg (@gretathunberg) on

Las críticas no se hicieron esperar

No obstante, el discurso acusatorio de la joven sobre el cambio climático también molesta a muchos, desencadenando así una serie de feroces críticas. La activista «no es más que una niña rica», dicen sus difamadores. Muchos la insultan y la califican de «marioneta de otros».

Por ejemplo, Greta llegó a la antes mencionada cumbre de la ONU en un barco que produce cero emisiones de CO2. Pero, quienes la señalan alegan que el velero es demasiado caro y que además se lo prestó nada menos que Pierre Casiraghi, hijo de la princesa Carolina de Mónaco y propietario de una empresa de construcción.

jóvenes activistas

Fuente: @markusspiske/ Unsplash

Intereses económicos

Luego de una investigación, el diario británico The Times aseguró que detrás de Thunberg hay una variedad de empresas, académicos y hasta un think tank (o laboratorio de ideas), fundado por un exministro de Suecia ligado a las empresas de energía del país.

«Estas compañías se están preparando para la mayor bonanza de contratos gubernamentales de la historia: la ecologización de las economías occidentales. Greta, lo sepan ella y sus padres o no, es la cara de su estrategia política», escribió el diario.

Asimismo, la investigación afirmó que detrás de todas estas acciones hay unos potentes intereses económicos, y que la activista recibe el apoyo de ciertas empresas que producen energía sin combustibles fósiles.

Fuente: @zburival / Unsplash

Pero Greta no está sola

Sean ciertas o no estas acusaciones, la verdad es que la joven Greta ha comenzado un movimiento que se hace cada día más fuerte. Cada día son más los activistas jóvenes que se unen a la iniciativa, decididos a hacer frente a la amenaza del cambio climático.

Estos chicos, sin duda, están poniendo su granito de arena liderando las protestas desde sus respectivos países, impulsados solo por sus deseos de cambio.

Tal es el caso de Bruno Rodríguez, de 19 años, estudiante de la Universidad de Buenos Aires, y fundador de la organización Jóvenes por el Clima Argentina, la cual organiza en su país las huelgas estudiantiles de los viernes.

jóvenes activistas

Fuente: @b1b1/ Unsplash

Bruno participó en Nueva York junto a Greta Thunberg en la primera Cumbre Juvenil del Clima de Naciones Unidas y allí señaló que «debe ponerse fin a la contaminación criminal por las grandes corporaciones. Ya llegamos al límite. No queremos más combustibles fósiles».

De igual manera, Jamie Margolin, de 17 años, es una adolescente que vive en la ciudad de Seattle, Washington. Cuando tenía 15 años fundó la organización This is Zero Hour (Es la hora cero).

Fuente: @massimo_rivenci / Unsplash

Margolin revela que su activismo comenzó cuando fue testigo de la falta de respuesta efectiva al Huracán María, que devastó Puerto Rico en 2017. También, a causa de no poder respirar, cuando su ciudad fue cubierta por una nube de humo producto de incendios forestales en Canadá.

La libertad de expresión es un derecho legal

Frente a las fuertes críticas que reciben Greta y los jóvenes activistas, los expertos del Consejo de Derechos Humanos de la ONU expresaron su apoyo a todos los que participan en movimientos contra el cambio climático, en especial niños.

La Convención otorga a los niños el derecho a la libertad de expresión: “Los niños deben ser libres de buscar, recibir e impartir información e ideas de todo tipo, independientemente de las fronteras, y deben estar seguros al hacerlo», agregaron.

jóvenes activistas

Fuente: @pbernardon/ Unsplash

Lo dice la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Estos niños y jóvenes tienen todo el derecho de protestar por algo tan importante como el medio ambiente y, más allá de los intereses políticos y económicos que estén en juego, sus exigencias deben ser escuchadas por las autoridades competentes.

¿Tú qué piensas de esto? ¿Te unirás en algún momento a las protestas de estos jóvenes activistas?

Leer más: ¿Quién es Greta Thunberg? Conoce a la activista adolescente más controversial del momento