¡Cuidado con lo que tu hijo hace en su celular! La tecnología digital estimula el ciberacoso

¡Cuidado con lo que tu hijo hace en su celular! La tecnología digital estimula el ciberacoso

24 noviembre, 2019 0 Por BuraCamarin

El bullying es una amenaza que enfrentan los niños y adolescentes hoy en día también en la forma de ciberacoso, cuyo brazo ejecutor es la tecnología digital.
Por desgracia, esta realidad no existe solo dentro de las escuelas o cualquier centro educativo, sino que continúa en las casas de las víctimas, llegando incluso a provocar desenlaces fatales.
El acoso ha evolucionado y encuentra en los medios digitales un escenario perfecto para cometer fechorías, con la facilidad del acceso online. Se puede infligir daños a través de insultos publicados en la web o incitando a otros a burlarse de alguna persona sin importar el sitio o la hora.

ciberacosoDiseñado por Freepik / freepik.es

Esther Arén, ferviente defensora de las víctimas de ciberacoso

Esther Arén es Inspectora en Jefe del Cuerpo Nacional de Policía y especialista en la lucha para poner fin al ciberacoso en España. Afirma en una entrevista que “los abusones de hoy son distintos en su forma de operar a los abusones de colegio en otras épocas”.
Hoy los acosos imperan en las redes sociales, a pesar de que el bullying existiera antes de la creación del Internet. Solía haber pruebas físicas y testigos con los cuales se podía corroborar la existencia del abuso.
En la actualidad, en cambio, todo esto ocurre por las redes, a veces sin observadores, por lo que hay aún peores consecuencias para la víctima.

¿Por qué el bullying es peor ahora que antes?

Sin duda, la tecnología digital permitió nuevas maneras de ocasionar daño a los niños, como por ejemplo el sexting (fotos comprometedoras que se difunden y que podrían provocar daño a la integridad del niño o adolescente) y el grooming (avances sexuales por parte de adultos hacia menores de edad mediante una “amistad digital”).
Sin embargo, muchos padres ni si quieran sospechan los maltratos que viven sus hijos, y tampoco están conscientes de los diferentes tipos de abusos que pueden sufrir.
Con la normalización de los medios sociales, plataformas como Instagram, Twitter y YouTube pueden parecer inofensivas para los muchachos. Pero, a la vez, esa misma cercanía con el mundo digital puede influir de manera negativa en sus comportamientos e incitarlos a cometer ciberdelitos (o causar que sean víctimas de ellos).
Por ejemplo, los pederastas buscan sus «presas» en redes como Instagram, en la cual las niñas exhiben sus fotos. Puesto que muchas de ellas publican su información de contacto, son blanco fácil para gente con ese tipo de intenciones perversas.

ciberacoso

Diseñado por Freepik / freepik.es

¿Qué pueden hacer los padres?

Esther aconseja a los padres aprender más sobre el tema del acoso en la actualidad, así como reconocer síntomas de maltrato, tales como: hijos evitando ir a clases, heridas físicas, dolores de cabeza o estómago, o cualquier cambio en su actitud.
También, es importante hacer seguimiento del comportamiento de los niños con la tecnología digital. Estudios indican que niños menores de 12 años no deben tener celulares y los menores de 16 no deberían ni siquiera usar WhatsApp.
Tip para los padres:

Es importante saber que esa app tiene una opción para copiar todos los mensajes y luego enviarlos a los correos de los padres para que puedan revisar probables peligros.

Diseñado por Freepik / freepik.es

Para concluir, es necesario resaltar que se debe denunciar a las autoridades el acoso de niños y adolescentes. No importa si el maltratador tiene 8 o 16 años. Lo importante es hacer ver al chico o chica que esto trae consecuencias y, por lo tanto, no debería hacerlo más.
Comparte esta información y aporta otro granito de arena para acabar con el bullying.


Leer más: ¿A amarrarse los pantalones? Wisconsin multa a los padres de niños que hagan «bullying»