La revolución de las máquinas: en el futuro, nuestros trabajos actuales estarán ocupados por las nuevas tecnologías

La revolución de las máquinas: en el futuro, nuestros trabajos actuales estarán ocupados por las nuevas tecnologías

27 diciembre, 2019 1 Por BuraCamarin

¿Te gusta la ciencia ficción? ¿Alguna vez pensaste en un futuro como en Terminator o Yo, Robot? Bueno, puede que en la vida real no vaya a haber androides asesinos ni carros voladores muy pronto, pero todo parece indicar que los crecientes avances tecnológicos solo permitirán que las máquinas y la inteligencia artificial ocupen un rol muchísimo más importante en nuestras vidas en el futuro, ¡incluso en nuestros trabajos!

Ya antes analizamos las visiones de Oppenheimer sobre un futuro en el que el aprendizaje y los oficios estarían enfocados en las ciencias cibernéticas y robóticas. Pero en esta ocasión, no solo te confirmamos con hallazgos investigativos sus expectativas, sino que te anunciamos que aún existe una luz de esperanza para los pobres mortales que aún esperen poder ejercer un oficio entre tanta inteligencia artificial.

Fuente: Franck V / Unsplash

Las máquinas tomarán nuestros trabajos en el futuro, según los expertos

No se sabe con certeza cuándo empezó esta idea, sin embargo, todo el mundo ha pensado en este tema alguna vez en su vida. Es posible que un conocido estudio de la Universidad de Oxford de 2013 tenga algo que ver con los inicios de esta predicción apocalíptica. 

Se titula The Future of Employment  (El futuro del empleo) y pronostica, tras examinar 702 ocupaciones, que el 47% de los empleos corren el riesgo de desaparecer por culpa de la inteligencia artificial. A su vez, Martin Ford, autor del libro «El ascenso de los robots», explica que los trabajos con mayor riesgo de desaparecer por la robotización son los que presentan unos niveles superiores de rutina y que son repetitivos y predecibles.

Fuente: Alex Knight / Unsplash

¿Deberíamos preocuparnos?

Otros estudios demuestran que la gran mayoría de las actividades hechas en los trabajos en el futuro podrían ser automatizadas, realizadas por computadoras o máquinas. Además, el 30% de las actividades en el 60% de todas las ocupaciones podrían automatizarse.

Asimismo, unos cuantos empleos incluso dejarían de existir, ya que se volverán completamente automatizados. Otros serán modificados de maneras que sería imposible realizarlos sin la asistencia tecnológica.

Fuente: Franck V / Unsplash

Una puerta se cierra y otra se abre

Pero tranquilo, a pesar de que hay muchos argumentos inquietantes, también hay muchos que traen esperanzas para equilibrar la balanza. Íñigo Sagardoy, presidente de Sagardoy Abogados, no cree que debamos ser pesimistas. Dice que, aunque sea cierto que algunos trabajos desaparecerán, también habrá muchos nuevos.

«La clave es la formación continua y la recualificación. El cien por cien de la demanda de empleo no será de nuevas tecnologías, y en esa recualificación se han de tener en cuenta nuevas aptitudes académicas para cubrir una demanda necesaria», dice Sagardoy.

Lo que quiere decir es que mucho de los trabajos no desaparecerán, sino que se redefinirán. Un reciente estudio de Manpower-Group coincide en esa teoría. «Resulta necesario saber cómo prepararse para asumir los roles más demandados en el futuro y tener la certeza de que los líderes apoyan en este proceso de aprendizaje», afirman.

Según estos expertos, para el 2022, el 54% de los profesionales tendrán que hacer una recualificación y una mayor capacitación. En otras palabras, el aprendizaje es la respuesta. 

Fuente: NeONBRAND / Unsplash

El aprendizaje y la adaptación son la respuesta

A medida que la tecnología va avanzando, nosotros también tenemos que hacerlo. Lo más seguro es que, en un futuro no muy lejano, la tecnología nos haga más fáciles las cosas y nos sustituya en algunas de las actividades laborales que tenemos. Sin embargo, no tiene por qué ser algo negativo. Es solo un gran cambio en el sistema laboral al que tenemos que adaptarnos. 

Se crearán muchos trabajos para monitorear a estas nuevas tecnologías, así como otros simplemente se modificarán. Y recuerden que lo más importante son las emociones que no poseen las máquinas y los trabajos que requieren de las emociones no podrán ser sustituidos por máquinas… o, al menos, no por ahora. ¿Tú qué piensas? ¿Crees que tu trabajo estará en peligro?