Bura

El alcohol en exceso: ¿demasiado aceptado en la sociedad?

El alcohol en exceso: ¿demasiado aceptado en la sociedad?

Que el alcohol haya llegado a ser demasiado aceptado hoy en día es una situación preocupante en nuestra sociedad, ya que es el causante de muchas tragedias. Por alguna razón, se suelen subestimar los problemas que trae el consumo de alcohol en comparación con otras sustancias adictivas, a las que la mayoría de la gente sí se opone.

Pero resulta que el asunto puede escalar muy fácilmente desde ser alguien que solo sale de vez en cuando a «tomarse un trago» con amigos a convertirse en todo un adicto al alcohol.

Fuente: Diseñado por Freepik / freepik.es

¿Ser bebedor social es estar a un paso de convertirse en un alcohólico?

Muchas personas beben porque es un patrón de conducta social adquirido, por lo que se asume que en una fiesta, una reunión familiar u otra actividad social es aceptable, inclusive cultural ingerir alcohol.

El grupo que se califica como bebedores sociales se distancia de aquellos con problemas de bebida usando el argumento de que ellos solo beben en eventos sociales y son capacez de decidir cuándo parar. El problema está en que un bebedor moderado puede fácilmente convertirse en un alcohólico sin darse cuenta cuando pierde el control de sí mismo.

Dependencia, causas y consecuencias

Un alcohólico sufre daños tanto físicos como psicológicos. Los síntomas físicos debido a la dependencia al alcohol se pueden manifestar mediante temblores, sudoraciones e inclusive puede llegar a consecuencias fatales. En cuanto a las emociones, se expresan mediante sentimientos netamente negativos (por ejemplo, pensar que no vale la pena la vida sin el alcohol).

Fuente: @wilstewart3/ Unsplash

Entre las posibles causas pueden variar los factores, ya que no hay un elemento determinante sobre el origen de esta condición. Sin embargo, se presume que pueden ser:

  •  Biológicas: se refiere a genes heredados por familiares que tienen o tenían trastornos con respecto al consumo excesivo de alcohol.
  • Psicológicas: la ansiedad, timidez, la mala relación con la familia, la pareja sentimental o la sociedad general.
  • Sociales: la presencia constante en entornos donde se consume alcohol o donde haya personas que lo consumen con frecuencia.

Los síntomas abarcan desde el consumo de alcohol las 24 horas del día, problemas con el trabajo, descuido en la higiene, comportamiento defensivo sobre el problema, reuniones con personas vinculadas a la bebida, pérdida de tiempo y dinero, lagunas mentales, sentimientos de culpa, cambio de personalidad e insomnio.

Además esta condición deja múltiples consecuencias en la salud (envejecimiento prematuro, cirrosis, etc.), así como en el trabajo (despido, conflictos con los compañeros, entre otros), en la familia (maltratos, divorcio y traumas a los hijos) y por supuesto, en el comportamiento del individuo en sí (aislamiento, sufrimiento o violencia).

Fuente: @alexandre_godreau/ Unsplash

Los adolescentes entre los grupos más vulnerables

La adolescencia es una etapa de cambios psicológicos y físicos en cualquier individuo. Por lo tanto, la palabra inestabilidad cumple un papel muy notable en esta fase y eso convierte al adolescente en una presa fácil para caer en el consumo de alcohol, bien sea por motivos de recreación o presión social.

Un estudio realizado por la Fundación Alcohol y Sociedad arrojó datos alarmantes que indican que el 65% de los adolescentes españoles entre 12 y 18 años se declaran consumidores de bebidas alcohólicas. El 41% declaró como principal motivo para el consumo de alcohol que piensan que la sustancia los hace ser más simpáticos y alegres. El 14% afirma que es una manera de vencer la timidez y el 14% opina que con el alcohol “se liga más”. 

Los padres son los principales responsables

Por otro lado, la permisividad y normalización del consumo de alcohol por parte de los padres favorece esta práctica entre los adolescentes. El 44% de los jóvenes aseguraron que sus padres eran conscientes de sus hábitos de bebidas. También, afirmaron que sus padres les permitían beber en fiestas familiares (61%), los fines de semana (32%) y en fiestas de amigos y compañeros (37%).

Para evitar el consumo de alcohol entre los adolescentes, la psicóloga Cristina Nuez indica lo siguiente:

  •  No esperar a la adolescencia (14-18 años) para empezar a informar a tus hijos sobre las consecuencias del consumo de alcohol indiscriminado.
  •  Enseñarles desde pequeños la importancia de tomar decisiones y desarrollar un criterio propio.
  •  Fomentar que los jóvenes lleguen a la adolescencia con hobbies más saludables.
  •  No permitir el consumo de alcohol en todas las reuniones sociales.
  •  Apoyar si tus hijos deciden no beber.
  •  Conocer qué hacen tus hijos en su tiempo de recreación.

Es un problema de todos

Las cifras no son solamente alarmantes en los adolescentes, ya que el consumo de alcohol a nivel mundial produce 3,3 millones de muertes cada año, también un mayor aumento en enfermedades y lesiones, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: Pexels/ Pixabay

No hay duda de que si el consumo de alcohol sigue siendo demasiado aceptado en la sociedad sin reconocer los riesgos, seguirá causando tragedias que no solo afectan al individuo, sino que destruyen también la vida de sus seres queridos.

Es por esto que te invitamos a usar tu criterio y pensarlo muy bien antes de decidir consumir bebidas alcohólicas «solo por diversión», para evitar llegar a una adicción contra la que hay que luchar día tras día.

¿Te haces reflexionar esto sobre tu consumo de alcohol? ¿No crees que es mejor evitarlo antes que todo se salga de control?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: