Bura

La NASA tiene serias sospechas de que haya extraterrestres… ¿en «Europa»?

La NASA tiene serias sospechas de que haya extraterrestres… ¿en «Europa»?

Los extraterrestres siempre han existido en los cuentos de niños o en la imaginación de muchos. No obstante, la NASA sospecha seriamente de la existencia real de algunos en «Europa» y está preparando un robot que se encargará de confirmarlo.

Este robot estará bajo evaluación durante 3 semanas en los alrededores de la estación australiana Casey, en la Antártida. Cuenta con un metro de largo y puede acercarse a la interfaz que se encuentra entre el hielo y el agua para realizar mediciones sensibles.

Fuente: Diseñado por Freepik / freepik.es

¿Cómo es posible la NASA encuentre extraterrestres en Europa?

No se asusten, no es en nuestro planeta Tierra. Esta vez el protagonista es Júpiter, pues la NASA piensa que este planeta puede albergar vidas extraterrestres en «Europa», una de sus lunas heladas. La sospecha surgió tras descubrirse la existencia de un océano salado en el satélite mencionado. ¿ Y cómo así?

Lo primero que debemos aclarar es qué es una luna helada. Básicamente, se refiere a un satélite compuesto de hielo en lugar de rocas silicatadas, como es el caso de la luna que alumbra nuestro planeta azul.

Entonces, aunque Europa esté compuesta de hielo, tiene algo más que ofrecer: un océano que se encuentra muchísimo después de sus capas heladas y que contiene propiedades capaces de mantener formas simples de vida como podría ser la vida de un extraterrestre.

Fuente: Diseñado por Freepik / freepik.es

¿Desde cuándo comenzaron las sospechas?

La verdad es que las sospechas no son nuevas. De hecho, comenzaron a partir de 1995 con la misión Galileo de la NASA a Júpiter. Esta misión emprendió el 18 de octubre de 1989 y logró entrar en contacto con la atmósfera de Júpiter en 1995.

Sin embargo, la sonda que mantenía en pie al sistema operativo fue destruida por las temperaturas sumamente elevadas que componían al satélite.

No obstante, la misión no acabó allí. El orbitador (que también formaba parte del operativo) siguió funcionando y fue el que se encargó de arrojar datos importantes que les permitieron a los expertos descubrir la presencia de agua salada en las lunas heladas de Júpiter, incluyendo a Europa.

Desde entonces, estos investigadores se han comprometido a continuar con el estudio de esas lunas heladas, sobre todo para confirmar la existencia de extraterrestres.

Así que esperamos que su nueva misión logre ser mucho más exitosa y que el robot sea lo suficiente capaz para convivir o enfrentarse a cualquier extraterrestre que pueda aparecérsele. Si pudieras ir tú, ¿te atreverías?

Mientras tanto, te puedes conformar con realizar turismo espacial en un futuro cercano para vivir una experiencia similar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: