Bura

Siglo XXI: los niños siguen teniendo más oportunidades educativas que las niñas

Siglo XXI: los niños siguen teniendo más oportunidades educativas que las niñas

Invertir en una buena educación para niños y niñas por igual puede ser la solución para muchos de los problemas que enfrentamos ahora mismo como sociedad.

Según un reporte emitido por el Banco Mundial en el 2018, unos 132 millones de niñas no asisten a la escuela, ¡y esto no solo las afecta a ellas! La sociedad también paga un precio alto, ya que deja de contar con millones de profesionales que hubiesen podido ayudar a construir un mundo mejor.

Fuente: Yogendras31 / Unsplash

Y es que los beneficios van más allá de lo económico, también influyen emocionalmente en las vidas de estas jóvenes y determina de una forma u otra cómo se relacionan o se integran en la sociedad.

Por ejemplo, si las niñas y adolescentes terminan sus años respectivos de educación media diversificada, hay una probabilidad de que se pueda reducir el matrimonio infantil, los embarazos precoces, las enfermedades de transmisión sexual y, por ende, también se reduciría la mortalidad infantil. No es que el estudio garantice el fin de estos problemas, pero sí los evitaría en algunos casos.

Además, habría menos probabilidades de que sean víctimas de violencia doméstica y tendrían la misma probabilidad que los hombres de conseguir trabajos bien remunerados.

Lugares donde las jóvenes se ven más afectadas

En África Subsahariana, menos de la mitad de las adolescentes termina la escuela secundaria debido a los conflictos políticos o la a pobreza extrema, lo que las lleva a trabajar desde temprana edad para poder sobrevivir. 

Además, en el caso de la pobreza, en una familia compuesta de varios hijos, es más probable que cedan a pagar la educación del niño y no de la niña.

Fuente: Flpschi / Unsplash

Según la clasificación de la UNESCO, en América Latina la situación varía según el país. Cuba, por ejemplo,  ocupa el puesto del primer país latino en promulgar la educación en niñas, ya que un 99% de ellas logra terminar la secundaria.

Por su parte, Haití ocupa el último lugar de los países latinoamericanos en brindarle calidad educativa a las chicas, ya que menos de la mitad de las niñas que comienzan la escuela secundaria logra terminarla. Cabe destacar que en esta clasificación no se recopilaron datos de Nicaragua ni de Venezuela.

Sin embargo, en las zonas rurales es donde más se debe invertir y motivar a los niños a continuar sus estudios, ya que es ahí donde una de cada cuatro jóvenes no asiste a la escuela.

Fuente: Kryptonitenicky / Unsplash

No hay razón por la que no valga la pena hacer el esfuerzo de cerrar esta brecha de género en la educación. Todos los niños deben tener el misma oportunidad de terminar sus ciclos escolares, sin importar su condición socioeconómica, género o lugar de orígen, ¿tú qué opinas? ¿No debería ser así?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: