Bura

No todo es estudio: el exceso de actividades extracurriculares puede tener efectos negativos sobre tus hijos

No todo es estudio: el exceso de actividades extracurriculares puede tener efectos negativos sobre tus hijos

Si eres padre, seguramente trabajas para darle de comer a tus hijos, ¿no es así? Gracias a esto, pasas muchas horas lejos de tus pequeños. Además, a las largas horas laborales, hay que agregarle la limpieza del hogar, las comidas que debes preparar para ellos y para ti y a veces hasta las horas de tus estudios. Es por esto que decides inscribirlos en ciertas actividades extracurriculares.

Te entendemos perfectamente. En los países de Latinoamérica, la mayoría de los padres tiene horarios laborales apretados que limitan el tiempo que pasan con sus hijos. Sin embargo, el deseo de que sus hijos se destaquen en varias disciplinas, con el fin de que tengan un mejor futuros, está siempre latente.

Y es que este tipo de actividades parece ser una alternativa muy viable para que los niños no estén solos en casa y también para estimular su aprendizaje. Pero ¡cuidado! Bien dicen que todos los excesos son malos.

Así que, padres y madres, presten mucha atención, pues sin querer podrían estar causándole un daño a sus pequeños.

Consecuencias de sobrecargar a tus hijos

Un estudio llevado a cabo por los Departamentos de Psicología y Neurociencia de la Universidad de Colorado y la Universidad de Denver afirma que sobrecargar a los niños de actividades extracurriculares puede ser un grave problema si no se maneja adecuadamente. En consecuencia, cuando la agenda del niño está completamente ocupada, este puede presentar estrés, ansiedad e hipertensión.

Además, si planificas cada aspecto en la vida de tu hijo, este no va a estimular su capacidad de decisión. No sabrá qué hacer al estar solo o en una situación imprevista donde tenga que socializar con otras personas, ya que se sale de la rutina a la que está acostumbrado. 

Entonces, a pesar de que los padres solo quieren lo mejor para sus hijos, tienen que empezar a velar por lo que su hijo verdaderamente necesita. Lo importante es estimular el desarrollo correcto de los niños, tomando en cuenta lo que ellos quieren o no hacer.


Consejos para evitar la sobrecarga

No importa cual sea la disciplina en la que quieres inscribir a tu hijo, no lo obligues a ir a una actividad si manifiesta desinterés. Conversa con él o ella y escucha sus gustos. Esta es la mejor manera de escoger la actividad apropiada para que aprenda y se divierta al mismo tiempo. 

Y precisamente cuando se divierten,  los niños ponen en práctica las habilidades que han aprendido en la escuela. Además, ejercitan su imaginación y creatividad y pueden llegar a ser más sociables. Entonces, ¡déjalos jugar más seguido!

Los padres solo quieren lo mejor para sus hijos. Sin embargo, a veces, caen en errores por su afán de que sus retoños sean los que se destaquen en todo. A veces, ni siquiera ven lo que realmente les hace bien a sus pequeños. 

Entonces, analiza tu situación y determina si tu hijo está copado de actividades extracurriculares. Tal vez, él siente que no tiene mucho tiempo para jugar y no te lo dice. ¡Conversa con él! 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: