Bura

¡A caminar descalzos! Es hora de cuidar la salud de tus pies

¡A caminar descalzos! Es hora de cuidar la salud de tus pies

Teóricamente, las personas usan calzados para proteger sus pies de gérmenes y de objetos cortantes, pero en la práctica dicha protección puede ser contraproducente para la salud.

De acuerdo a investigaciones científicas, la innovación del calzado generó comodidad y, a la vez, provocó también una involución significativa para nuestros pies.

Fuente: Tom Radetzki/ Unsplash

De pies fuertes a frágiles

Los estudios basados en las primeras huellas humanas demuestran que nuestros antepasados le daban mayor uso a los pies que nosotros. Por esta razón, sus músculos eran más fuertes.

Es decir, el estilo de vida activo de nuestros ancestros permitió que sus pies no sufrieran tantas modificaciones como el resto del cuerpo. Esta idea se corroboró gracias a las huellas de un homo erectus que se halló en Kenia.

Sin embargo, la revolución industrial trajo consigo numerosos avances tecnológicos, razón por la cual las máquinas comenzaron a sustituir al hombre en sus tareas cotidianas. En consecuencia, el sedentarismo aumentó y la fuerza de los músculos de los pies disminuyó.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Science Source (@sciencesourcestock) el

Invención del calzado

La revolución industrial también produjo cambios en la forma y material del calzado. Desde entonces, el zapato pasó de ser un simple objeto de paja, cuero curtido o incluso madera, para transformarse en modelos que se adaptan a la forma del pie y se enfocan en la estética. 

Lo que desconocemos es que un calzado que no se enfoca en cuidar la salud de nuestros pies, afecta tamién el resto de nuestro cuerpo. Así, una mala pisada puede traer graves consecuencias para nuestra columna y extremidades inferiores.

Fuente: Uygar Kilic/ Unsplash

Caminar descalzos

Pero existen alternativas para contrarestar los efectos negativos del zapato. ¡Así es! Expertos en áreas como la dermatología, la podología y la osteopatía concuerdan en que caminar descalzo trae numerosos beneficios para la salud de los pies. Eso sí, siempre y cuando la superficie sea limpia, lisa y dura.

Al quitarte los zapatos permites que la piel de tus pies respire, que se fortalezcan y que circule la sangre. De hecho, cuando caminas descalzo sobre la arena de la playa, eliminas la piel muerta de los pies, ya que esta sirve como exfoliante natural.

En este sentido, si te gusta ejercitarte, puedes practicar el Barefoot, una actividad que consiste en correr descalzo.

Fuente: Phuc (Xù) Pham/ Pexels

Así que si quieres mejorar tu pisada, podrías tomar en cuenta practicar actividades bajo esta modalidad. Y si alguna vez te han criticado por no usar calzado en casa, ¡cuéntales sobre los beneficios de caminar descalzos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: