Bura

La convivencia familiar y escolar en tiempos de COVID-19

La convivencia familiar y escolar en tiempos de COVID-19

La nueva era digital tiene realidades que invitan a reconocer y revisar permanentemente cuáles son las normas, decisiones y prácticas sociales que favorecen y cuáles son las que dificultan la convivencia en tiempos de COVID-19. En este momento, parece que ese aprendizaje es más que necesario, pues nos tocó vivir un momento crucial de la historia. Día a día se generan cambios significativos en todos los contextos donde las personas nos relacionamos. 

Convivencia: familia y educación

En el contexto familiar, observamos que quedarse en casa cumpliendo la cuarentena ha sido de gran aprendizaje para algunos. Allí la convivencia está dando sus frutos, ya que ahora se tiene consciencia de que la familia es esa primera escuela donde se siembran y se cultivan valores. Además, ahora entendemos que más allá de la tecnología y sus bondades, los niños necesitan de la participación activa de todos sus miembros para desarrollar sus potencialidades. 

Padres ayudan a su hijo a dibujar en tiempos de COVID-19

En el contexto educativo, los docentes juegan un papel preponderante durante una cuarentena donde mamá, papá o responsables de niñas, niños y adolescentes requieren de su acompañamiento “online”. Los profesores siguen siendo las figuras esenciales de una escuela que ante las nuevas realidades busca transformarse y adaptarse a las exigencias del siglo XXI. Sin embargo, para nadie es un secreto que afrontan los nuevos retos que demanda la pandemia y su impacto en la educación, en medio de una sociedad que no les da el justo valor que merecen. A las penurias que padecen, se le suman las dificultades para acceder a las tecnologías y a los medios para enviar tareas, pautas y orientaciones. 

Por otra parte, en cada país los responsables de las políticas educativas están replanteándolas para adaptar los sistemas educativos a una nueva realidad. Para lograrlo, hay mesas permanentes de diálogo y de construcción colectiva donde se escuchan a otras voces de la educación. Ninguno se niega a dar ese primer paso para la transformación que implica dar una mirada con sentido crítico a sus realidades. 

Madre e hija viendo clases online en tiempos de COVID-19

Una reconfiguración completa 

Lo que finalmente nos queda muy claro es que la convivencia en tiempos de COVID-19 va reconfigurando a la familia y a la escuela, y por ende, a la sociedad, aunque la brecha digital se haga más evidente. En este último sentido, nos toca ser constructores de nuevos vínculos de comunicación, de procesos colaborativos entre padres, docentes y estudiantes que permitan fortalecer la convivencia y otros valores tanto en la familia como en la escuela.

Cuando las chicas y chicos vuelvan a las aulas, estos vínculos deben ir dando algunas respuestas a diversas inquietudes. ¿Estamos evidenciando y reconociendo las desigualdades en el trato hacia los niños, niñas y adolescentes?, ¿identificamos las violaciones y amenazas a sus derechos?, ¿estamos diseñando estrategias innovadoras que conduzcan a la construcción de las condiciones necesarias para promover sus derechos? Además, ¿estamos tomando en cuenta la forma que tienen ahora de ver el mundo?, ¿será que desde una nueva escuela educomunicadora se podrán resolver conflictos y diferencias de manera pacífica, sin usar la violencia?, ¿estamos aprendiendo a convivir?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: